Novedades en campaña (electoral)

May 20

Las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo encaran su recta final. Hace menos de un mes se celebraron las elecciones generales, por lo que, en apenas unas semanas, habremos tenido dos citas con las urnas, pero varios meses solapados de precampaña y campaña electoral oficial, del 28A y del 26M.

Por tanto, los candidatos han tenido la necesidad de diferenciar ambas elecciones, por un lado, y, por otro, de distinguirse de sus adversarios políticos, no sólo en las propuestas programáticas, sino también en la manera de llegar a los electores. Con los ciudadanos cansados de tanta información electoral, conseguir captar su atención es el objetivo de los estrategas de campaña y candidatos políticos.

Además, reconozcámoslo, la tradicional forma de hacer campaña está muy vista. Es un básico, es decir, no hay más remedio que hacerla, pero está muy vista, es predecible, es poco interesante para los medios de comunicación y aburre a los candidatos. Pese a ello, nos seguimos encontrando con todas estas formas de hacer campaña:

  • Entregar por la calle a los viandantes folletos con el resumen de nuestras propuestas.
  • Repartir merchandising (mecheros, bolígrafos, caramelos, pegatinas, abanicos, preservativos…) en mesas informativas.
  • Visitar mercados, parques y cualquier espacio público donde haya mucha gente. 
  • Visitas a fábricas, comercios y empresas.
  • Montar en transporte público (metro, autobús urbano o bici).
  • Reuniones con colectivos vecinales, organizaciones civiles y empresariales.
  • Comidas populares (paellas, comidas regionales/locales), desayunos, meriendas y todo tipo de degustaciones gastronómicas.
  • Participar en marchas y carreras populares.
  • Asistir a espectáculos deportivos de los equipos locales.
  • Organización de actos y mítines (antes se estilaban las plazas de toros y pabellones y ahora más bien las plazuelas y parques).
  • Que al candidato local le acompañe un político nacional o muy conocido.
  • Exhibir a famosos o celebridades afines al partido.
  • El pseudoevento, es decir, un evento fabricado o diseñado para obtener la cobertura de la prensa y la atención del público, aunque algunas veces acabe en performance.
  • Asistir a fiestas, festividades y actos tradicionales.
  • Evidentemente, ser activos en redes sociales.
  • Coches con altavoces o autobuses publicitarios.
  • Carteles en farolas.
  • Fiesta de cierre de campaña.
  • Etcétera.

Por cierto, debemos tener cuidado con que el pseudoevento o la photo opportunity no se nos vaya de las manos y acabemos siendo carne de memes, consiguiendo el objetivo contrario al deseado, convirtiendo nuestra campaña en un show.

Beso de Carmena y Errejón en un acto por los derechos LGBTI

Como decía antes, frente al tradicional modo de hacer campaña, se impone la creatividad, romper los esquemas de la comunicación política, llamar la atención de los votantes y los medios de comunicación para que se hagan eco de nuestra iniciativa, ser innovadores y efectistas para llegar a cuanta más gente… en definitiva, destacar de una forma atractiva y diferente del resto de candidatos para llegar a los votantes.

Aquí he recopilado algunas de las iniciativas, a mi juicio, más llamativas de esta campaña electoral.

Leer más

Breve inmersión en la política danesa a través de Borgen

May 16

Breve inmersión en la política danesa a través de Borgen

De 2010 a 2013 se emitió por el canal DR1 de la televisión pública danesa una serie que captaría mayoritariamente la atención del público danés. Y no sólo el suyo, sino el de una audiencia global, ya que los derechos de emisión se adquirieron en casi un centenar de países, constituyendo un éxito mundial.

Hablamos de Borgen, una serie que narra las interioridades de la política danesa a través del personaje de Birgitte Nyborg, candidata de la tercera fuerza política, que se convierte en la primera mujer en alcanzar el cargo de primer ministro.

Hasta entonces, quizás la política danesa había pasado desapercibida, acorde a un país de seis millones de habitantes. Pero el éxito de la serie hizo que miráramos al pequeño país nórdico como referente de otra forma de hacer política. Por lo menos, diferente a tal y como se concebía desde España, donde el bipartidismo de PP y PSOE llevaba gobernando más de 30 años.

Es curioso porque desde ese momento, la ficción y la realidad se confundieron sobre la percepción de la política danesa. En aquellos meses de éxito en los que la serie tenía una gran presencia en el debate mediático y Ciudadanos -que acababa de dar el salto a la política nacional- alababa las bondades de Borgen, un conocido medio digital preguntaba a sus lectores, a modo de trivial, por sus conocimientos de la política real danesa. El experimento fue muy curioso porque, mayoritariamente, las respuestas se encaminaron por lo que sabíamos a través de la ficción, en lugar de la auténtica realidad.

Otro dato. Se llegó a decir que la serie estaba inspirada en la primera ministra Helle Thorning-Schmidt, que recordarás por la polémica del selfie con Obama en el funeral de Mandela. Lo cierto es que la serie es anterior al acceso, por primera vez en Dinamarca, de una mujer al cargo de primer ministro. Aunque, eso sí, hay quien dice que tuvo algo que ver para preparar a la opinión pública.

En junio de este año se celebran elecciones en Dinamarca. Y, gracias al éxito de la serie, queremos rendirle nuestro particular tributo aprovechando para aprender más de la política danesa.

Leer más

Innovación en política ¿qué veremos en las próximas campañas electorales?

Ene 23

Innovación en política ¿qué veremos en las próximas campañas electorales?

Las maquinarias electorales nunca duermen. Como mucho, siguen latentes hasta que toque mostrarse nuevamente con todo su esplendor ante la proximidad de unas nuevas elecciones. Este año que empieza tenemos una buena ración de citas electorales: a las municipales y autonómicas españolas (en 13 de las 17 comunidades autónomas), se le suman las elecciones al parlamento europeo y quién sabe si también las generales. Además, países como Argentina, Dinamarca, India, Israel o Polonia también eligen a sus presidentes. Y no hay que olvidar que en 2020 tendrán lugar las elecciones estadounidenses, por lo que es probable que este año empecemos con las campañas de las elecciones primarias de los candidatos.

Decir hoy que las elecciones ya no se ganan en la televisión, la radio o la prensa y que la tecnología ha revolucionado la forma de comunicar, convirtiendo las redes sociales en uno de los principales campos de batalla de la política, es una obviedad. Las campañas electorales son siempre un desafío, pero ahora, infoxicados con la cantidad de información, datos y estímulos disponibles, así como influenciadas por la posverdad, fake news y filtros burbujas, se antojan todo un reto.

Los ciudadanos valoran las campañas innovadoras y desde los partidos se ha acostumbrado al electorado a llegar a él de forma espectacular, minusvalorando muchas veces el fondo sobre la forma. Por eso, para ganar una campaña electoral en el 2019 o 2020, seguramente se necesitará tener en cuenta aspectos distintos a los que se enfrentaron en elecciones anteriores, y utilizar unos recursos tecnológicos y comunicacionales que en las anteriores elecciones ni siquiera eran una opción.

En la última década hemos vivido la evolución más rápida de las campañas políticas en la historia reciente. Las herramientas que hicieron de la candidatura de Barack Obama una campaña disruptiva que le permitió vencer en 2008 y 2012 son muy diferentes de las que llevaron a Donald Trump a la victoria en 2016. Y las herramientas utilizadas en esta última campaña y los escándalos de Facebook y Cambridge Analytica probablemente alterarán las próximas carreras electorales.

Leer más

La mejor ficción política de 2018

Dic 10

La ficción política está en plena forma. Así lo corroboran el más de medio centenar de nuevos productos audiovisuales que este año han abordado esta temática. Y eso sin contar con las nuevas temporadas de otras series estrenadas este año como la 5ª de Madame Secretary, la 3ª de The man in the High Castle, la 2ª de La República en Televisión Española, la 2ª de The Handmaid’s tale o la sexta y última de House of cards.

Además, en España, donde siempre hemos echado de menos tener series propias que aborden la política, en los próximos meses podremos ver dos nuevas ficciones que esperamos destacar para la selección del 2019: Vota Juan y Secretos de Estado.

En lo que respecta a la selección de este año, la novedad es que se han ampliado de 10 a 20 los productos audiovisuales reseñados debido a la amplia oferta. La selección atiende a criterios puramente subjetivos de quien subscribe este artículo, pero para que cada uno pueda conformar sus propias listas, al final de este post podréis encontrar los 54 títulos sobre los que he trabajado.

A la hora de optar por uno u otro título he tenido en cuenta la proporción de películas, series y documentales; su calidad; la variedad de temáticas; los países de procedencia y que aportaran algo diferente, con el objetivo de hacer una lista equilibrada.

Así, en este listado te encontrarás con 8 películas de 22, 8 series de 18 y 4 documentales de 14 estrenados este año o de años anteriores pero que han sido emitidos en 2018 en España. En cuanto a la procedencia, sigue estando Estados Unidos a la cabeza (con 8 títulos), le sigue el Reino Unido (4) y España e Italia (2), y después Francia, Brasil, México y Australia con un título cada uno.

Esta es la propuesta para este año 2018. Espero que os guste.

* Artículo realizado para La revista de ACOP. Su número especial de fin de año recoge lo más destacado de 2018, incluyendo las películas, series y documentales de ese año. Por si te interesa, aquí puedes encontrar la selección de películas de 20172016201520142013 y 2012 (páginas 25 a 30).

Leer más

Cómo escribir un discurso de éxito

Jul 20

Cómo escribir un discurso de éxito

* Artículo escrito para el número especial de «La revista de ACOP» (nº 29, julio 2018), sobre el V Encuentro Internacional de Comunicación Política #ACOPBilbao2018.

La conferencia de clausura del V Encuentro ACOP Bilbao 2018 corrió a cargo del periodista y escritor Philip Collins. El británico fue el escritor principal de discursos de Tony Blair y actualmente es columnista en The Times y jefe ejecutivo del centro de estudios de centro izquierda Demos. Ha escrito los libros “The Art of Speeches and Presentations” y “When they go low, we go high”.

En su intervención afirmó que él entiende la política en un sentido retórico, es decir, que tiene que persuadir, ganarse al público, a diferencia de los populismos que te dicen lo que quieres escuchar o las autocracias donde el tirano hace lo que quiere.

Entendiendo, por tanto, la política como la concibieron los clásicos -las referencias a Pericles, Platón, Cicerón, etc. fueron constantes en su intervención-, afirmó que la democracia es el arte de la persuasión. Así, nos brindó cinco puntos para tener éxito en un discurso.

En primer lugar, pensar en la audiencia. Identificar al público al que nos dirigimos y adaptarnos a él para que nos entienda. Actualmente, muchos políticos y personajes públicos tienen como referencia al expresidente estadounidense Barack Obama, pero no es posible que todos hablen como él porque no comparten su trayectoria vital, que es algo especial de cada persona. Es decir, el contexto es fundamental ya que nos ofrece un marco interpretativo. Por ese motivo, es más difícil escribir discursos memorables cuando todo funciona bien. Los discursos que solemos recordar igual no son los mejores, pero sí los que se producen en situaciones especiales, pronunciados en momentos que calificamos de históricos.

Leer más
A %d blogueros les gusta esto: