Creo que a lo largo del día, no pasa un hora (si, he dicho una hora) en la que aparezca la palabra crisis. Los medios de comunicación, las charlas con los amigos, las tertulias de bar, haciendo cola en el supermercado… la famosa palabra (de la que hablaré próximamente en otro post) se ha convertido en una triste incondicional de nuestro vocabulario.

Que nos encontramos en una crisis económica (y política y social, pero parece que el dinero lo tapa todo) es evidente. Sin embargo, los orígenes de la misma no parecen tan claros o por lo menos parece interesar que no estén tan claros. Así, por ejemplo, se puede pasar de echar la culpa al capitalismo -verdadera causa de la citada crisis- a que, nosotros, incautos despilfarradores, hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Es decir, de la reinvención del capitalismo hemos pasado a las “reformas” y pagar, nunca mejor dicho, con nuestros derechos tan costosamente logrados, la orgia financiera de los poderosos causantes de esta situación que, tristemente, ellos no notarán.

Bueno, el caso es que, ante el río revuelto de la crisis económica, la verdad se ha perdido en las aguas turbias de la realidad, llevándosela la corriente junto con la responsabilidad de los agentes que nos metieron en ella.

Por ese motivo es de agradecer que Aleix Saló nos explique en su libro-comic “Simiocracia. Crónica de la Gran Resaca Económica” los antecedentes, causas y efectos dela crisis. Con un lenguaje claro, directo y lejos de complejos razonamientos macroeconómicos, amenizado con viñetas tipo comic, su autor ha editado un “ensayo ilustrado” de breve lectura (apenas una hora) imprescindible para cualquiera que desee conocer cómo hemos llegado a esta situación.

Aquí os dejo un vídeo explicativo del libro y otro de su anterior publicación, “Españistán: este país se va a la mierda” donde hablaba de la burbuja inmobiliaria.

Estableciendo paralelismos con la crisis de los años 30, una de las conclusiones a las que llega el autor, es que en la crisis económica  encontraron su caldo de cultivo los movimientos fascistas… Dicen que aquellos que olvidan su historia están condenados a repetirla, pero aquí, en Europa, el panorama precisamente no es alentador con el ascenso de los partidos de extrema derecha y la antipolítica.  Esperemos que la simiocracia no nos acabe quitando la democracia.

 

 

Join the conversation

Responder a Grupos extremistas anti-migratórios se espalham pela Europa · Global Voices em Português Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *