Novedades en campaña (electoral)

May 20

Las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo encaran su recta final. Hace menos de un mes se celebraron las elecciones generales, por lo que, en apenas unas semanas, habremos tenido dos citas con las urnas, pero varios meses solapados de precampaña y campaña electoral oficial, del 28A y del 26M.

Por tanto, los candidatos han tenido la necesidad de diferenciar ambas elecciones, por un lado, y, por otro, de distinguirse de sus adversarios políticos, no sólo en las propuestas programáticas, sino también en la manera de llegar a los electores. Con los ciudadanos cansados de tanta información electoral, conseguir captar su atención es el objetivo de los estrategas de campaña y candidatos políticos.

Además, reconozcámoslo, la tradicional forma de hacer campaña está muy vista. Es un básico, es decir, no hay más remedio que hacerla, pero está muy vista, es predecible, es poco interesante para los medios de comunicación y aburre a los candidatos. Pese a ello, nos seguimos encontrando con todas estas formas de hacer campaña:

  • Entregar por la calle a los viandantes folletos con el resumen de nuestras propuestas.
  • Repartir merchandising (mecheros, bolígrafos, caramelos, pegatinas, abanicos, preservativos…) en mesas informativas.
  • Visitar mercados, parques y cualquier espacio público donde haya mucha gente. 
  • Visitas a fábricas, comercios y empresas.
  • Montar en transporte público (metro, autobús urbano o bici).
  • Reuniones con colectivos vecinales, organizaciones civiles y empresariales.
  • Comidas populares (paellas, comidas regionales/locales), desayunos, meriendas y todo tipo de degustaciones gastronómicas.
  • Participar en marchas y carreras populares.
  • Asistir a espectáculos deportivos de los equipos locales.
  • Organización de actos y mítines (antes se estilaban las plazas de toros y pabellones y ahora más bien las plazuelas y parques).
  • Que al candidato local le acompañe un político nacional o muy conocido.
  • Exhibir a famosos o celebridades afines al partido.
  • El pseudoevento, es decir, un evento fabricado o diseñado para obtener la cobertura de la prensa y la atención del público, aunque algunas veces acabe en performance.
  • Asistir a fiestas, festividades y actos tradicionales.
  • Evidentemente, ser activos en redes sociales.
  • Coches con altavoces o autobuses publicitarios.
  • Carteles en farolas.
  • Fiesta de cierre de campaña.
  • Etcétera.

Por cierto, debemos tener cuidado con que el pseudoevento o la photo opportunity no se nos vaya de las manos y acabemos siendo carne de memes, consiguiendo el objetivo contrario al deseado, convirtiendo nuestra campaña en un show.

Beso de Carmena y Errejón en un acto por los derechos LGBTI

Como decía antes, frente al tradicional modo de hacer campaña, se impone la creatividad, romper los esquemas de la comunicación política, llamar la atención de los votantes y los medios de comunicación para que se hagan eco de nuestra iniciativa, ser innovadores y efectistas para llegar a cuanta más gente… en definitiva, destacar de una forma atractiva y diferente del resto de candidatos para llegar a los votantes.

Aquí he recopilado algunas de las iniciativas, a mi juicio, más llamativas de esta campaña electoral.

1. Tienes un mensaje

«Hola, soy Íñigo Errejón. Esta es mi voz grabada, pero preferiría estar hablando contigo» al descolgar. Este es el mensaje que habrán escuchado algunos madrileños del candidato a presidir la Comunidad de Madrid por Más Madrid. Han usado las Páginas Blancas para programar miles de llamadas automáticas con la posibilidad de hablar personalmente con Errejón («Si quieres que te llame en algún momento, pulsa 1»).

Una iniciativa que también ha utilizado su compañera de ticket electoral en Madrid, la actual alcaldesa Manuela Carmena, para invitar a los ciudadanos al acto central de campaña de Más Madrid en el Madrid Arena («Hola, soy Manuela Carmena, la alcaldesa de Madrid. Bueno, lo primero, disculpa si te molesto»…).

Y la candidata popular valenciana, María José Catalá, también ha recurrido al márquetin telefónico poniendo en marcha un ‘call center’ en el que voluntarios llaman  a través de teléfonos móviles a afiliados y simpatizantes del partido para movilizarles, pedirles su apoyo y colaboración.

2. Díselo cantando

En España no tenemos mucha tradición, más allá de los himnos de los partidos, de recurrir a jingles electorales y canciones. Sin embargo, parece que le vamos perdiendo el miedo. Si en las elecciones pasadas llamaba la atención la rumba de Ada Colau (“El run run”), en estos comicios tenemos muchos ejemplos más.

Ada Colau repite, y por partida doble, con reggaeton y rumba. Un grupo de músicos, artistas y filmakers barceloneses underground agrupados bajo las siglas C.C. (Caderas Crew) provenientes del punk, el soul o la música urbana, lanzaron la canción y videoclip en su apoyo “Ada is in da house (El reggaeton de Ada Colau)”, resaltando sus méritos y los fallos de los rivales.

El otro vídeo que ha sacado es la canción oficial de campaña, Filla del Guinardó, a través del partido con el que se presenta a las elecciones, Barcelona en Comú, y loa su origen popular y repasa su trayectoria como activista, muy dirigido a sus votantes para reafirmar su condición de política outsider. Además, en el vídeo ponen su voz conocidos músicos como Nacho Vegas, Andrea Motis, Marinah de Ojos de Brujo y Miqui Puig.

Quienes igualmente se han sumado a esta manera de comunicar, también desde el reggaetón, son Más Madrid con la canción Madrid te necesita, para sus candidatos Manuela Carmena e Íñigo Errejón. Desde la plataforma ciudadana ‘Más Madrid con Manuela’ versionaron el clásico de Rocío Jurado Como yo te amo por Como yo te voto, pero el vídeo ya no está disponible debido a una reclamación de derechos de autor realizada por Universal Music (aunque todavía se puede encontrar algún enlace).

Borja Sémper, el candidato del PP a alcalde de San Sebastián, también ha lanzado un vídeo que promociona sus propuestas de campaña. La canción se la ha cedido Mikel Erentxun y es el propio Sémper el que canta, en un registro muy distinto a los casos anteriores:

La plataforma ciudadana de confluencia social y política, Valladolid Toma la Palabra (respaldada por EQUO e Izquierda Unida), que forma parte del gobierno de Valladolid también le pone música a la campaña electoral. En esta ocasión, más acorde a la capital castellana, a ritmo folk y ska. Y si buceas un poco en la red, te encontrarás con más ejemplos.

Eso sí, la línea entre un vídeo llamativo o divertido y el ridículo, es muy fina.

3. Alcaldesa Youtuber

En las pasadas elecciones generales llamó la atención la entrevista de un conocido youtuber a Pablo Iglesias. Sí, la del “votad, cabrones”. Pero más allá de esta incursión, la verdad es que el uso de Youtube en primera persona es un recurso poco utilizado por nuestros políticos.

Ada Colau (sí, ella otra vez), ha sorprendido a muchos pasándose al mundo youtuber. El 18 de marzo abrió un canal y subió su primer vídeo de la serie de diez episodios, uno semanal, con los que nos quiere contar «Cómo sobrevivir a la campaña electoral» de cara a las próximas elecciones municipales de Barcelona. Con un lenguaje audiovisual cargado de efectos y sonidos, hashtags y memes, que intentan imitar el estilo de algunos de los youtubers más conocidos por los jóvenes, humaniza su mensaje e intenta llegar a nuevos públicos, además de ganar relevancia en los medios (aunque es una apuesta no exenta de críticas).

¡Si incluso se ha entrevistado a sí misma!

4. Convertir la debilidad en oportunidad

Como Más Madrid se ha registrado como un partido nuevo, a pesar de ser la formación de la actual alcaldesa, ha visto como su espacio electoral en la vía pública se veía restringido. Pero este hecho, en lugar de debilitarles, les ha dado la oportunidad de pedir a activistas y simpatizantes que cedan sus balcones y sean ellos mismos quienes cuelguen los carteles y lo compartan en sus redes sociales (en su web puedes descargarte un kit completo o lugares donde recogerla). Aunque es algo que ya se hizo con éxito en la anterior campaña, las restricciones les han permitido llegar a mucha más gente, convirtiéndose en una campaña en sí misma: #MásBalcones (según ellos, hace una semana se habían sumado más de 16.000 personas).

5. Vota por la wifi

En un mundo hiperconectado en el que lo primero que preguntamos al llegar a un sitio es la clave de la wifi, Más Madrid ha pensado cómo sacar provecho en el terreno electoral. Bajo el lema «Cédele a Carmena y Errejón el nombre de tu Wifi» y la denominación de “Balcones digitales” invita a sus simpatizantes a cambiar el nombre actual de sus redes wifi por «VotaMasMadrid26M» y «VotaCarmenayErrejón».

En Estados Unidos, esta práctica que busca pedir el voto publicitando a una formación política a través de internet, ya se viene llevando a cabo al menos durante las últimas dos elecciones.

6. Cualquier excusa es buena para conversar

Siguiendo con fórmulas imaginativas para llegar a los votantes, los candidatos han agudizado el ingenio con recursos originales para llegar al mismo sitio: conversar con los potenciales votantes. Y es que, si alguna campaña pone a los ciudadanos en el centro, estas son las municipales. Por eso los partidos hablan tanto de hacer una «campaña de proximidad».

El candidato del Partido Popular, Xavier Garcia Albiol, al volante de un ‘food truck’, invita a los vecinos a aperitivos y meriendas desde su camión de comida, que recorre los diferentes barrios de Badalona.

El candidato del PP en Badalona, Xavier García Albiol, al volante de la ‘food truck’ (ACN / Jordi Pujolar)

La cabeza de lista de la coalición de Guanyem y ERC por Badalona, Dolores Sabater, en un momento dispone una pequeña terraza de bar itinerante donde invita a los vecinos a tomar un café y hacer tertulia de los temas que preocupan a los vecinos de los diferentes barrios.

La candidata de Guanyem Badalona i ERC, Dolors Sabater, hace tertulia con los vecinos (ACN / Jordi Pujolar)

Y el aspirante del PSC del mismo municipio, Àlex Pastor, recorre los barrios en un sofá ‘chester’ desde donde mitinea en pequeño formato e invita a los ciudadanos a sentarse para conversar sobre los retos de futuro de la ciudad.

El candidato del PSC en Badalona, Àlex Pastor, conversa con los vecinos en un sofà ‘chester’ (ACN / Jord Pujolar)

Una estética que, visto lo visto, gusta a otros partidos que la utilizan en sus actos. Aunque -vale, me habéis pillado- es algo que ya utilizó hace cuatro años la candidata del PP a la Alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, denominándolo «Consultorios callejeros» para escuchar las quejas y sugerencias de los vecinos de la zona, pero nos sigue gustando (y llamando la atención).

7. La letra, con cómic entra

Seguramente, los programas electorales de los diferentes partidos no los leerás. Como mucho, los folletos resúmenes que buzonean. Si en las elecciones de 2015 Podemos convirtió su propuesta programática en un catálogo de IKEA, el candidato y presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García Page, lo ha diseccionado en carteles con una estética de cómic. Sencillo, directo y divertido: lema y propuesta. Las 144 páginas del programa no las leerá la mayoría de la gente, pero sí los 20 carteles con estética cómic.

Algo que también han pensado desde la candidatura municipalista de Madrid En Pie de Carlos Sánchez Mato: un minicómic de superhéroes de Aluche.

No es lo mismo exactamente pero, sobre el valor de la imagen, ¿acaso no te preguntas porque han puesto Carmena y Errejón  su cara en las papeletas de voto?

8. ¡Viva el vino!

Bueno, en este caso, la cerveza. Y es que, si en un acto prometemos bebida, aseguramos el éxito. Es una idea sencilla pero efectiva que VOX convirtió en noticia gracias a sus actos “Cañas por España” que repetía en discotecas –aunque eran mítines- de diferentes ciudades de España en la campaña de las pasadas elecciones generales. Y ahora lo está repitiendo para las elecciones municipales (“Cañas por <ciudad>”).  

Además, es muy fácil apropiarse de la filosofía de la iniciativa, le cambias el nombre y ya está:

9. Desborde

Se habla de «campaña de desborde» cuando son los ciudadanos –sin vínculo con el partido, pero evidente afinidad ideológica- quienes utilizan los elementos de una campaña y se los apropian, reutilizan y crean otros nuevos, generando simpatía hacia ese candidato/a y le refuerzan en sus propuestas.

También se habla de campañas transmedia y el mejor ejemplo de ellas son, además de las conocidas campañas de Barack Obama, las anteriores municipales de Manuela Carmena y Ada Colau.

En esta ocasión, al haber conseguido ambas llegar a la alcaldía, el supuesto desborde no está siendo tal, aunque si están manteniendo el apoyo de colectivos -como el Movimiento de Liberación Gráfica de Barcelona (MLGB)-, que hacen campaña por su cuenta y contribuyen a difundir sus mensajes en ámbitos no políticos.

Y Madrid en Pie también tiene quien le dibuje: Por Madrid, Mato.

10. Déjame tu propuesta

Como seguramente se me habrá escapado alguna idea original, llamativa u objeto de mención en este listado (como hacer un casting entre los vecinos para incorporar a una persona en tu lista electoral), puedes comentármela bien por correo electrónico, por twitter o en los comentarios de esta entrada. ¡Gracias!

En cualquier caso, hoy es el último día que pueden publicarse encuestas y quedan cinco días para que termine la campaña. Con resultados tan ajustados en algunos municipios, ¿veremos alguna “original” idea más a la desesperada?

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: