Los hologramas irrumpen en la política

May 06

Los hologramas irrumpen en la política

El pasado 10 de abril tuvo lugar en Madrid la primera manifestación de hologramas celebrada en el mundo. El objetivo era protestar contra la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, la denominada “Ley Mordaza”. Esta llamativa protesta virtual consistió en la proyección de imágenes tridimensionales en una pantalla, durante más de una hora, de personas con carteles y lemas frente al Congreso de los Diputados. Los participantes no estaban físicamente en las calles, pero sí sus imágenes, cánticos y gritos de protesta.

Una vez más, la tecnología puesta al servicio de la reivindicación y el activismo político. La iniciativa partió de la plataforma ‘No somos delito’, que recogió durante dos semanas a través de la web www.hologramasporlalibertad.org las imágenes escaneadas de miles de personas de todo el mundo (España, Rusia, México, Argentina, Chile, Francia, Reino Unido, Francia, Holanda, Alemania…) que quisieran sumarse a este acto de protesta.

holograma

El holograma fue inventado en 1947 por el húngaro Dennis Gabor, que recibió por este desarrollo el Premio Nobel de Física y, hasta la fecha, su uso había estado vinculado a ciertas tareas tecnológicas y películas de ciencia ficción (¿quién no recuerda las apariciones de la princesa Leia en La Guerra de las Galaxias?). La holografía es una técnica avanzada de fotografía que consiste en crear imágenes tridimensionales, creando la ilusión óptica de presencia real. Para obtener un holograma dinámico y en alta definición, se captura la información 3D mediante la filmación de un objeto desde múltiples ángulos, con 16 cámaras que toman una imagen del objeto cada segundo. Los 16 puntos de vista son procesados en un píxel holográfico por un ordenador, que envía una señal a dos haces de láser pulsado que graban los datos en el material de registro. Para generar una imagen que cambie prácticamente en tiempo real es necesario hacer los píxeles mucho más pequeños, tan diminutos como para meter unos 2.000 en un milímetro cuadrado.

Leer más

¿Los políticos guapos tienen más éxito?

May 05

¿Los políticos guapos tienen más éxito?

Una de las tiranías de nuestra sociedad contemporánea es la imagen, el culto a lo visual y lo bello. Y si trasladamos esta relación a la comunicación política, en un periodo electoral tan activo como en el que nos encontramos, la búsqueda de correspondencia entre belleza física y éxito electoral es inevitable.

Hace unos meses la prestigiosa revista “American Politics Research” publicaba un estudio –elaborado por la Universidad de Ottawa a partir de las elecciones presidenciales estadounidenses de 2008- que afirmaba que los candidatos atractivos tenían una prima de entre un 7% y 10% más de votos gracias a su belleza. Es decir, el votante tiende a ser más influenciable si el candidato es guapo. Sin embargo, este estudio tenía una limitación, y es que este enfoque sólo sirve para candidatos del mismo género, ya que cuando se enfrentan rivales políticos de diferente sexo lo que prima sobre la belleza es la competencia del candidato.

Otro informe, de 2011, recogía que en Estados Unidos los candidatos más altos han ganado el 67% de los comicios y que los ciudadanos piensan en el político ideal como alguien cuya estatura supera la media, algo que, atendiendo a la psicología evolutiva, demuestra que preferimos ser gobernados por el más dominante, una idea que percibimos a través de la apariencia.

Leer más

¿Cuáles son las claves para elaborar una buena encuesta?

Abr 06

¿Cuáles son las claves para elaborar una buena encuesta?

En 1936 George Gallup predijo la victoria de Roosevelt en las elecciones presidenciales estadounidenses frente a Alfred Landon del Partido Republicano, como defendía el sondeo realizado por la revista semanal The Literay Digest –que hasta la fecha siempre había acertado-, generando el primer hito en la historia de las encuestas de opinión pública. Desde entonces y hasta ahora, pese a ser casi siempre cuestionadas, las encuestas han jugado un papel destacado en las campañas electorales tanto porque brindan información a los candidatos y votantes, como porque ayudan a formar opinión pública e incluso contribuyen a movilizar o desactivar al electorado si reflejan que una elección está muy ajustada o aparentemente decidida.

Pero, ¿por qué a veces fallan las encuestas? A la hora de elaborar un sondeo demoscópico que prediga el comportamiento electoral de una población determinada se deben tener en cuenta múltiples factores y, pese a que seamos capaces de acertar con todos ellos, la encuesta no dejará de ser una “foto fija” del momento en que se hace, por lo que los sociólogos insisten en afirmar que éstas no pronostican el futuro -los resultados- sino que su verdadera utilidad reside, porque la realidad es cambiante, en que señalan las tendencias.

Leer más

¿Cómo debe ser el candidato político perfecto?

Mar 11

¿Cómo debe ser el candidato político perfecto?

Esta es la pregunta que todavía deben estar formulándose en las sedes de aquellos partidos que aún no han designado a sus candidatos en cualquiera de las diferentes citas electorales con que nos encontraremos este año.

A la búsqueda del candidato ideal hay que sumar diversos factores. Las diferencias de cada elección, la mala imagen que tiene la sociedad de los partidos y los políticos acrecentada por los numerosos casos de corrupción (política, institucional, financiera…) o el contexto creado por la entrada de nuevas formaciones que amenazan el statu quo, son algunos de los factores que crean una ecuación de difícil solución. Además este último punto provoca un curioso fenómeno: por un lado, existe un hartazgo hacia una “vieja” forma de hacer política y desideologización partidista, mientras, por otro, se produce una repolitización de la sociedad.

Aunque no existe una fórmula mágica extrapolable a todas las contiendas electorales, sí que podemos trazar una serie de cualidades y aptitudes que no deben faltar en la construcción simbólica del candidato perfecto.

Superado el debate de si el buen político nace o se hace (ambas cosas, pues aunque un candidato posea una serie de cualidades innatas, necesita modelarlas con técnicas y destrezas), las investigaciones sobre las cualidades que los ciudadanos consideran más importantes desde hace medio siglo coinciden en el siguiente perfil: honestidad, competencia, integridad, capacidad de liderazgo y energía. Comunicar esas cualidades significa demostrar carácter, credibilidad (basada en la honradez y la experiencia) y dinamismo (percepción del candidato como activo y positivo).

Leer más

El humor como arma contra el terror

Mar 03

El humor como arma contra el terror

El atentado terrorista del pasado mes de enero contra la revista satírica Charlie Hebdo ha situado en la agenda política y mediática no sólo cuestiones de seguridad sino otras como dónde ubicar la sátira y la blasfemia dentro de los límites de la libertad de expresión, uno de los principales valores de la sociedad democrática, y la ambigüedad del sentido del humor.

Evidentemente, el humor en sí mismo no es peligroso, pero tiene el poder de ridiculizarlo todo. Hoy en día, cuando la censura sólo aviva la llama de la viralidad, se hace humor de casi todo, aunque la clave está en hacerlo con inteligencia y el marco con el que lo interpretemos. El problema aparece en cuanto que más irracional es una creencia, menos tolerancia tiene ante la crítica y, obviamente, ante el humor.

Por otra parte, a nadie se le escapa que, en la cruenta liga del terror, ha tomado la delantera a Al Qaeda el Estado Islámico (ISIS, Islamic State of Iraq and Syria). Saben explotar los recursos que brinda internet para crear y difundir la exhibición de sus atrocidades (vídeos, fakes, hoax) ofreciendo una yihad del siglo XXI a candidatos a muyahidines con poco Corán y muchas ganas de marcha y tiros como retrata satíricamente la película Four Lions.

En este sentido, y luchando con sus mismas armas, las audiovisuales, y mucho humor, ha surgido en Irak una serie de televisión, “Estado Mítico” (Dawlat al-Khurafa), que ridiculiza los abusos del Estado Islámico a lo largo de treinta episodios. La emisión, que está arrasando a través de la televisión pública Al-Iraquiya, no sólo expresa la extraordinaria capacidad de un pueblo en un país destruido por las guerras a enfrentarse a la violencia con humor corrosivo sino una forma de luchar contra la eficaz propaganda de los terroristas.

“Hacer que los televidentes se rían del ISIS les ayuda a superar el miedo” afirma Thaer Al-Hasnawi, guionista de la serie, quien compara su trabajo a combatir a los yihadistas en el campo de batalla. La trama es sencilla y, sea cual sea la última iluminación de los malvados dirigidos por su califa, Abu Bakr al Bagdadi (como prohibir el hielo o el uso de la navaja para el afeitado porque no existían en tiempos de Mahoma), el sentido común del iraquí de a pie les da el contrapunto de anacronismo y crítica satírica que sirve de parodia para contrarrestar con humor el terror que siembran en la realidad.

Leer más
A %d blogueros les gusta esto: