Escenas del verano (1): ¿Qué música escucha y libros lee Obama en verano?

ago 28

Escenas del verano (1): ¿Qué música escucha y libros lee Obama en verano?

A lo largo del verano hemos podido leer en la prensa los lugares escogidos por nuestros representantes políticos para pasar sus días de vacaciones: que si playa o montaña, en destinos nacionales o fuera de nuestras fronteras, con la familia o con amigos, más cortas o más largas… Pero poco más acerca de cómo aprovechan estos días de asueto más allá de los tópicos de “descansar”, “cargar las pilas” y “disfrutar de la familia”.

Incluso este verano –con la mente puesta en las elecciones de fin de año– hemos podido ver a Mariano Rajoy en una foto poco habitual como es sumergiéndose en las aguas del río Umia para refrescarse. Por las bondades del marketing político y aquello de humanizar al personaje y acercarle al ciudadano hemos podido verle en más estampas típicas veraniegas: paseando con el marido -y sin embargo amigo- de la ministra Ana Pastor, haciéndose selfies con todo el que se lo solicitaba, tomando cañas con miembros de su partido… pero sin embargo, más allá de que siempre veranea en su Galicia natal, poco más sabemos de a qué dedica el tiempo libre: ¿Qué gustos tiene? ¿Leerá alguna novela? ¿Aprovechará para hacer un maratón de series? ¿Qué música escucha? ¿Aprovechará para evolucionar del footing al running?…

2015-07-26 Rajoy de vacaciones en el rio Umia

Todo esto viene a colación de la noticia que publicaba la propia Casa Blanca con la selección musical que había realizado Barack Obama para el verano. Aprovechando su reciente apertura de perfil en Spotify, y aderezado del storytelling habitual (cuando le pedimos que escogiera algunas de sus canciones favoritas para el verano, el presidente se puso serio. Cogió un bolígrafo y papel, y redactó no una, sino dos listas de reproducción separadas), qué mejor forma de darlo a conocer que generando contenido y difundiendo los gustos musicales del presidente: cuarenta temas divididos en dos ‘playlists’, una para el día y otra para la noche.

Leer más

Los gestos del cambio de la nueva política

jul 01

Los gestos del cambio de la nueva política

Las elecciones autonómicas y municipales del pasado 24 de mayo han traído consigo un nuevo escenario de reparto de poder, tanto a nivel regional como local, con nuevos representantes políticos. Muchos de ellos pertenecen a los denominados partidos emergentes que han querido dejar patente los aires de cambio y nuevas formas de hacer las cosas de la “nueva política” a la que dicen representar.

Así, y desde el mismo acto de toma de posesión, los primeros días de gobierno han estado cargados de gestos y símbolos para marcar diferencias con la vieja política. Con indumentarias menos formales, unos han prometido su cargo por imperativo legal, otros han renunciado a su bastón de mando o se lo han brindado a los ciudadanos y la mayoría han salido a las plazas para festejar la investidura con los vecinos. No es de extrañar si muchos de ellos provenían del activismo que protagonizó el 15M o de los movimientos sociales. Han pasado de las pancartas a los despachos, de las plazas a las instituciones.

Con gran expectación mediática, portadas en los periódicos y enorme viralidad en las redes sociales hemos visto como las alcaldesas de Madrid y Barcelona, Manuela Carmena y Ada Colau, asistían a su nuevo puesto de trabajo en el Ayuntamiento en metro. Otros, como el alcalde de Valencia, Joan Ribó, lo hacían en bicicleta, generando multitud de memes.

Leer más

Los hologramas irrumpen en la política

may 06

Los hologramas irrumpen en la política

El pasado 10 de abril tuvo lugar en Madrid la primera manifestación de hologramas celebrada en el mundo. El objetivo era protestar contra la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, la denominada “Ley Mordaza”. Esta llamativa protesta virtual consistió en la proyección de imágenes tridimensionales en una pantalla, durante más de una hora, de personas con carteles y lemas frente al Congreso de los Diputados. Los participantes no estaban físicamente en las calles, pero sí sus imágenes, cánticos y gritos de protesta.

Una vez más, la tecnología puesta al servicio de la reivindicación y el activismo político. La iniciativa partió de la plataforma ‘No somos delito’, que recogió durante dos semanas a través de la web www.hologramasporlalibertad.org las imágenes escaneadas de miles de personas de todo el mundo (España, Rusia, México, Argentina, Chile, Francia, Reino Unido, Francia, Holanda, Alemania…) que quisieran sumarse a este acto de protesta.

holograma

El holograma fue inventado en 1947 por el húngaro Dennis Gabor, que recibió por este desarrollo el Premio Nobel de Física y, hasta la fecha, su uso había estado vinculado a ciertas tareas tecnológicas y películas de ciencia ficción (¿quién no recuerda las apariciones de la princesa Leia en La Guerra de las Galaxias?). La holografía es una técnica avanzada de fotografía que consiste en crear imágenes tridimensionales, creando la ilusión óptica de presencia real. Para obtener un holograma dinámico y en alta definición, se captura la información 3D mediante la filmación de un objeto desde múltiples ángulos, con 16 cámaras que toman una imagen del objeto cada segundo. Los 16 puntos de vista son procesados en un píxel holográfico por un ordenador, que envía una señal a dos haces de láser pulsado que graban los datos en el material de registro. Para generar una imagen que cambie prácticamente en tiempo real es necesario hacer los píxeles mucho más pequeños, tan diminutos como para meter unos 2.000 en un milímetro cuadrado.

Leer más

¿Los políticos guapos tienen más éxito?

may 05

¿Los políticos guapos tienen más éxito?

Una de las tiranías de nuestra sociedad contemporánea es la imagen, el culto a lo visual y lo bello. Y si trasladamos esta relación a la comunicación política, en un periodo electoral tan activo como en el que nos encontramos, la búsqueda de correspondencia entre belleza física y éxito electoral es inevitable.

Hace unos meses la prestigiosa revista “American Politics Research” publicaba un estudio –elaborado por la Universidad de Ottawa a partir de las elecciones presidenciales estadounidenses de 2008- que afirmaba que los candidatos atractivos tenían una prima de entre un 7% y 10% más de votos gracias a su belleza. Es decir, el votante tiende a ser más influenciable si el candidato es guapo. Sin embargo, este estudio tenía una limitación, y es que este enfoque sólo sirve para candidatos del mismo género, ya que cuando se enfrentan rivales políticos de diferente sexo lo que prima sobre la belleza es la competencia del candidato.

Otro informe, de 2011, recogía que en Estados Unidos los candidatos más altos han ganado el 67% de los comicios y que los ciudadanos piensan en el político ideal como alguien cuya estatura supera la media, algo que, atendiendo a la psicología evolutiva, demuestra que preferimos ser gobernados por el más dominante, una idea que percibimos a través de la apariencia.

Leer más

¿Cómo debe ser el candidato político perfecto?

mar 11

¿Cómo debe ser el candidato político perfecto?

Esta es la pregunta que todavía deben estar formulándose en las sedes de aquellos partidos que aún no han designado a sus candidatos en cualquiera de las diferentes citas electorales con que nos encontraremos este año.

A la búsqueda del candidato ideal hay que sumar diversos factores. Las diferencias de cada elección, la mala imagen que tiene la sociedad de los partidos y los políticos acrecentada por los numerosos casos de corrupción (política, institucional, financiera…) o el contexto creado por la entrada de nuevas formaciones que amenazan el statu quo, son algunos de los factores que crean una ecuación de difícil solución. Además este último punto provoca un curioso fenómeno: por un lado, existe un hartazgo hacia una “vieja” forma de hacer política y desideologización partidista, mientras, por otro, se produce una repolitización de la sociedad.

Aunque no existe una fórmula mágica extrapolable a todas las contiendas electorales, sí que podemos trazar una serie de cualidades y aptitudes que no deben faltar en la construcción simbólica del candidato perfecto.

Superado el debate de si el buen político nace o se hace (ambas cosas, pues aunque un candidato posea una serie de cualidades innatas, necesita modelarlas con técnicas y destrezas), las investigaciones sobre las cualidades que los ciudadanos consideran más importantes desde hace medio siglo coinciden en el siguiente perfil: honestidad, competencia, integridad, capacidad de liderazgo y energía. Comunicar esas cualidades significa demostrar carácter, credibilidad (basada en la honradez y la experiencia) y dinamismo (percepción del candidato como activo y positivo).

Leer más
Página 1 de 1512345...10...Última »
A %d blogueros les gusta esto: