Suplementos sobre publicidad (2011)

Feb 17

Como en años anteriores (2010, 2009), por estas fechas nos encontramos en los kioscos son suplementos dedicados a las nuevas tendencias en publicidad. Como sé que os interesa, aquí os los dejo para que los consultéis por si se os han pasado.

Extra Publicidad (El Pais, 28 de enero de 2011)

Extra Publicidad (Expansión, 27 de enero de 2011)

Leer más

Filopolítica: filosofía para la política, un libro necesario

Ene 26

Hoy he tenido la suerte de asistir en Madrid a la presentación del nuevo libro de Antoni Gutiérrez Rubí Filopolítica: filosofía para la política”. Y digo suerte porque las personas que abarrotábamos la coqueta librería “La Buena Vida – Café del Libro” hemos asistido no sólo a la presentación de una recopilación de artículos en forma de librito de bolsillo sino a toda una declaración de principios.

Acompañado en la presentación por Fernando Vallespín, Catedrático de Ciencias Políticas de la UAM, los asistentes hemos sido testigos de un lúcido intercambio de ideas, un debate de gran altura, a veces tertulia pausada y reflexiva, a veces incendiaria, de esas veladas que alimentan pensamientos para mover conciencias y pasar a la acción. Una delicia que quiero agradecer a ambos por brindarnos esa hora y media y una recomendación para que, si podéis, asistáis a las presentaciones de San Sebastián y Barcelona.

Sin ánimo de ser exhaustivo voy a dejaros las principales ideas por las que discurrió la presentación, en la que intervino primero Antoni y luego Fernando, para pasar después al debate y preguntas del público.

Bajo el título “Filopolítica: filosofía para la política“ (podéis descargaros el libro aquí), encontramos distintos textos que presentan ideas y reflexiones sobre este concepto de lo que para Gutiérrez-Rubí sería la filosofía aplicada a la política, a una nueva política, que debe mirar hacia los clásicos, recuperando la esencia de los valores, de las ideas que fundamentan y otorgan consistencia al desarrollo de esta labor. Una visión renovada (más humanista y profunda) de la acción política, donde apunta conceptos como la espiritualidad, la introspección, la meditación o el silencio, entre otros, que pueden ayudar en este camino de reflexión compartida.

Así, en su presentación, quiso hablar de cuatro ideas bajo las que se desarrolla el libro:

Es necesario que los actores políticos (y toda la ciudadanía en general) tengan “vida interior”, entendiendo por esto la meditación, reflexión, espiritualidad, equilibrio… ya que hay un déficit de vida interior en la vida pública. “Un gestor público debe ser una persona de densidad moral y ética, y para ello es imprescindible una actitud reflexiva y pausada y una vida interior rica y equilibrada”.

Por otra parte, la renovación política pasa por la densidad ética y moral, por recuperar la credibilidad y revitalización de la política. “La ignorancia de buena parte de la política se maquilla por el ejercicio del poder, la prepotencia ideológica y la banalidad de la mayoría de sus presencias y retóricas públicas”.

Asimismo es necesario rescatar el lenguaje (“Si el lenguaje carece de precisión, lo que se dice no es lo que se piensa” Confucio y “Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo” Wittgenstein). En la actualidad el lenguaje está lleno de muchas palabras y pocas ideas. Hay que rescatar un lenguaje que emocione y aporte, porque sin ideas la comunicación no funciona y no hay política. Una nueva política solo es posible con un nuevo lenguaje con más profundidad y espiritualidad. “El descrédito de la política y de los políticos tiene mucho que ver con el deterioro del lenguaje político. Dime cómo hablas y te diré quién eres (y cómo eres)”.

Finalmente, en sociedades líquidas son necesarios pensamientos sólidos. Hay que volver al pensamiento clásico y fundamentar filosóficamente las ideas. “Una de las causas más profundas de la crisis de la política es la desconexión entre praxis política y moral política”. La política ha renunciado a hacerse preguntas profundas para ofrecer respuestas superficiales. “La riqueza espiritual e intelectual de nuestros líderes es condición indispensable para su eficacia en la gestión”.

En definitiva, la política nos tiene que hacer pensar para que podamos cambiar (nos remite a una cita de Saramago en su blog) y recurre a la metáfora de que la filosofía en la política, la filopolítica, debe ser como una semilla, que transcurre tiempo (Vs. Inmediatez: “vivimos el presente absoluto y su tiranía nos subyuga a una aceleración acrítica e irreflexiva” Tabucchi) hasta que vemos los frutos, hasta que crece la idea. Es el momento de “sembrar ideas y valores si queremos los frutos de una ciudadanía comprometida en su propia vida, (…) a pesar de las urgencias electorales y el debilitamiento de los contrapesos ideológicos (…), para ver florecer una nueva cosecha de pensamiento y acción renovadora y transformadora”.

 

Antoni Gutiérrez Rubí y Fernando Vallespín (Madrid, 25 enero 2011)

A continuación tomó la palabra Vallespín para complementar las ideas, matizarlas, enriquecerlas y hacer una reconfortante crítica constructiva y provocadora. Algunas de sus afirmaciones, perdón por lo esquemático, fueron las siguientes:

Si la sociedad huye de lo público, no le importa, ¿podemos considerarnos ciudadanos?. ¿No tenemos entonces la clase política que nos merecemos?. La política en la actualidad es una mera gestión de la realidad que no incluye pensamiento.

Pertenecemos a la “sociedad de la distracción” en la que el entretenimiento es un fin en si mismo. Somos ciudadanos distraídos, no pensamos, no exigimos. Por tanto, el problema es de la sociedad, no de la política. Además, los medios de comunicación anulan la capacidad reflexiva de los ciudadanos.

Nuestra sociedad es individualizada, irreflexiva, banalizada, hiperconsumista en la que el político, o reflexiona, o actúa en los términos que le va a entender la sociedad…Y si reflexiona lo hace en términos instrumentales, para conseguir un fin. No debemos olvidarnos que los políticos son constructores de realidades en función de sus intereses.

Ahora mismo, la política carece de sentido, ¡no sabemos a donde vamos! No tenemos proyección de futuro, no confiamos en progresar sino que nos conformamos. La idea de progreso ha sucumbido, tenemos miedo al futuro (lo que es un verdadero problema para la izquierda porque la izquierda sin discurso de progreso no existe y sólo nos queda el conservadurismo), la tendencia es la alineación permanente, adaptarnos…y perder la ilusión.

Un ejemplo de todo esto es el debate de la edad de jubilación. La cuestión no es sólo ésta sino el sistema de trabajo, la organización del trabajo, qué alternativas tenemos al crecimiento económico, qué modelo de sociedad queremos y qué vamos a hacer para conseguirlo. No se piensa desde la globalidad, en términos generales, sólo desde la especialización.

También coincide en que falta un relato que explique lo que está sucediendo y desde el momento en que la política se aleja del lenguaje perdemos la política. Además, tampoco hay pensadores, sólo medios de comunicación que nos ofrecen una visión fragmentada de la realidad.

Vallespín matiza a Gutierrez Rubí al llamar la atención de que política y emociones es una asociación peligrosa porque si prevalecen éstos sobre la razón dejamos de pensar y nos volvemos irracionales. Las emociones siempre deben de estar sujetas a la razón, no podemos subvertirlas  a las ideas. Y Gutierrez Rubí le responde que no podemos pensar si no sentimos…

Para finalizar, apunto la última pregunta que cerró la presentación. Y es que un asistente reflexionó en voz alta que, ante la inmediatez de la política, la rápida interacción de los mercados financieros, la interconexión de una economía global…. ¿cómo reflexionamos pausadamente?

La respuesta es que sólo podremos hacerlo cambiando nosotros mismos para cambiar la sociedad, aplicarnos la filopolítica para contribuir a una nueva manera de hacer política. Victoria Camps afirma al final del prólogo  de este libro “para que la política recupere la confianza que ha perdido, es necesario que se escriban y lean, que se tengan en cuenta, consideraciones como las que se exponen en las páginas que siguen”. Por tanto,  si estás de acuerdo, si quieres contribuir a devolver a la política la dignidad y respeto perdido comparte este post, opina, enlázalo, tuitéalo, publícalo en tu muro… devolver la meditación y la credibilidad a la política está en nuestras manos.


PD: Este post también ha sido escrito bajo el bello influjo de Charlie Haden – Beyond The Missoury Sky

Leer más

Presidente, cuidado con los micrófonos abiertos

Sep 21

Lo ha vuelto a hacer. No es la primera, ni la segunda vez que le pasa. Demasiados despistes de principiante. ¿Quizás el Presidente Zapatero está nervioso? ¿O la  obsesión por la imagen, por la foto rápida que maximice sus acciones de gobierno de cara a la opinión pública le conducen a errores de novato? La política del menos es más a veces juega malas pasadas.

Una de las primeras cosas que aprendemos los asesores en comunicación política y profesionales que nos dedicamos a las tareas de comunicación de lo público es a “controlar” la técnica. En cierto modo es lo más fácil: micro abierto, línea cerrada, aunque siempre está el periodista avispado que se “olvida” la grabadora o el cámara que sigue grabando mientras el político piensa que está hablando “off the record”. En todo caso, cualquier político de primer nivel, y más el Presidente del Gobierno, debe cuidarse mucho de lo que dice, sobre todo cuando son manifestaciones más sinceras que se producen antes o después de terminar una comparecencia pública y es probable que todavía sea foco de los medios de comunicación.

Esta semana Zapatero se ha reunido con el rey de Marruecos, Mohamed VI, en la sede de Naciones Unidas en Nueva York. Al inicio de esa reunión, los micrófonos de las cámaras de televisión recogen del presidente español al jefe de estado alauita sus palabras: “Encantado de que nos podamos ver… La foto es lo más importante”.


De nada sirven los intensos trabajos previos de concertación del encuentro (no se reunían desde 2008) ya que la noticia será la dichosa frase que vaciará de contenido la entrevista y facilitará argumentos a la oposición. Lo peor de todo es que nos retrata un Zapatero obsesionado por la imagen, por el periodismo de “fotografía y titular”, carente de contenido.

Si hacemos un breve repaso a otras declaraciones en off, nos dejan una imagen contraria a la que desearía proyectar el presidente y que, para su desgracia, le han acompañado en toda su vida política como presidente:

  • Jordi Sevilla a Zapatero en el debate presupuestario de 2003: “Se te nota inseguro. Has cometido un par de errores, pero son chorradas. Esto lo aprendes en dos tardes…”. Error: no sabes de economía y no estás preparado para llevar las riendas del estado. Lo peor, las bromas de las que serás objeto.
  • Al terminar una entrevista con Iñaky Gabilondo en la campaña de las últimas elecciones: “Nos conviene que haya tensión”. Error: demuestras tus cartas, tu estrategia, y te contradices a lo que predicas en público.
  • Ponerte en evidencia cuando no hablas inglés.

En fin, no será por recomendaciones… Yuri Morejón en su libro “De tú a tú. La buena comunicación de gobierno” explica las diez claves para la comparecencia ante los medios: 8. Cuidado con los micrófonos abiertos. Pero son más los políticos que caen bajo el micro de ambiente. Aquí os dejo más enlaces con algunos ejemplos:

Leer más

La Comunicación del Ayuntamiento de Segovia

May 23

Este fin de semana asistí invitado por Próspero Morán al I Seminario de Periodismo DigitalPeriodismo local y periodismo digital: un matrimonio de conveniencia para documentar la historia contemporánea” perteneciente al Master de Comunicación y Nuevas Tecnologias de la Universidad de Oviedo.

El seminario tenía lugar en Langreo, en el coqueto Cine Felgueroso.

En mi intervención hablé del trabajo de comunicación que realizamos desde el Ayuntamiento de Segovia, más allá de las técnicas de periodismo convencional y, ya que se trataba de un seminario de periodismo digital, haciendo especial hincapié en la comunicación digital: redes sociales –twitter, facebook-, web tv MasSegovia.Tv, sistema de alertas sms, etcétera.

Todo ello con ejemplos prácticos y experiencias como la de la Candidatura de Segovia a Capital Europea de la Cultura en el 2016, entre otros.

Y como es habitual, aquí os dejo la presentación para que podáis echarle un vistazo tranquilamente, realizar aportaciones, comentarios y sugerencias y, por supuesto, podamos seguir la conversación.

Leer más

Real Madrid – Barcelona, algo más que el partido del siglo

Abr 10

Desde hace días no se habla de otra cosa. El “partido del siglo” de este mes ya está aquí. Esta tarde, el país se movilizará gracias a un evento deportivo que, según han tratado de vendernos los medios de comunicación, decidirá quién será el ganador de la Liga Española de Fútbol.

Sin embargo, más allá de lo puramente futbolístico, el encuentro de esta tarde-noche es muy interesante por todo lo que le rodea y, haciendo un ejercicio de storytelling, todo lo que representa. Empecemos.

Asistimos al bipartidismo futbolístico de la Liga Española. Es el claro ejemplo de que el dinero (casi) todo lo puede. Los dos clubes más poderosos de España y de los más ricos del mundo, se enfrentan por el liderazgo del futbol nacional. Poco importa que después de este derbi resten siete jornadas para el final de la competición. El resto de equipos son una comparsa que aspiran a las migajas de ambos clubes… pero, por otra parte, son imprescindibles para encumbrarles. El caso es que desde el inicio de la competición  liguera ya se nos advertía que este año sería cosa de dos y así se ha entendido la competición desde el principio, como un relato mítico, donde se combinan principios de la tragedia ática como el destino fatal, el instinto de superación, el temor a la vitoria del otro y los héroes con atributos*.

Ante la aplastante superioridad del pasado ejercicio en que el club culé ganó todas las competiciones en las que participó, su principal rival decide actuar contra el destino y arma un equipo de ensueño a golpe de talonario para reemplazarle de la cima de la gloria. Sin embargo, el equipo que parecía todopoderoso se encuentra con su David particular y tropieza en la Copa del Rey y la Liga de Campeones contra su fatal destino. En cambio, esta noche, guiados por la diosa Cibeles, invocarán al espíritu del Bernabéu para derrotar al eterno rival y hacer bueno el prometedor vaticinio del inicio de temporada.

Y como en todo relato épico, nos encontramos a sus personajes, los verdaderos protagonistas, héroes o villanos. Los medios de comunicación también han ejecutado a la perfección su papel de polemistas que animen el clásico. Y así han intentado simplificar al máximo a los gladiadores de esta batalla (Messi VS CR9). Como en “La Ilíada” esta lucha lo es también de héroes enfrentados, cada uno con sus atributos: fuertes, veloces, alados, astutos… Y el choque enfrentará al buen juego frente a la efectividad, el espectáculo frente al pragmatismo, el arte hecho futbol frente a la tecnocracia eficaz. Siempre valores contrapuestos que refuerzan la diferencia y la rivalidad.

Además, la historia alimenta la leyenda. Desde que tuvo lugar el primer derbi en partido en la Liga, el 17 de febrero de 1929, ha dado multitud de anécdotas como el pasillo del Barça al Real Madrid 2007/2008, el Bernabéu rendido a Maradona y Ronaldinho, las “manitas” consecutivas de cada equipo 1994 y  1995, el pisotón de Stoichkov al árbitro en 1990, el cochinillo al regreso de Figo al Camp Nou…

Pero este partido tiene más lecturas*. Simboliza la lucha política entre Madrid y Barcelona, dos maneras de entender la realidad sociopolítica, porque nada simboliza mejor la política que el deporte.

El deporte ha estado desde siempre al servicio de la política. El terreno de juego como escenario de denuncias y reivindicaciones, de esperanza y reafirmación. Los deportistas encarnan las virtudes de su bandera, de su grupo: lealtad, lucha, entrega, sacrificio, sentido de pertenencia. Tal y como apuntara Manuel Vázquez Montalbán, “ser partidarios de un club de fútbol reporta la intensidad emocional de una militancia político-religiosa, y hoy podría decirse que todos los clubes de fútbol son algo más que clubes de fútbol”.

Como hemos comentado anteriormente, si el deporte tiene que ver con la dramaturgia, la política también: con un relato emocional que un grupo de actores pone en escena delante de un auditorio. Los actores políticos se han dado cuenta y han encontrado en el deporte una vía rápida para lograr conectar con los votantes. El camino más corto para llegar al cerebro de un ciudadano-votante es a través del corazón y la política ganadora es la que contagia ilusión.

Por tanto, contemplando el contexto deportivo, político, económico, etc. que rodea este encuentro, nos encontramos ante uno de los fenómenos mediáticos más importantes del año. Ahora sólo queda  que los protagonistas cumplan con su papel y jueguen un buen partido de fútbol para poder seguir alimentando la leyenda y, al próximo encuentro, poder seguir  reproduciendo el mito de los Madrid-Barça.

*Artículo “El oráculo de Roma” de Jordi Balló en el Suplemento Cultura|s de La Vanguardia, 7 de abril de 2010.

* Artículo “Deporte y política: escenografía y emoción” de Oscar Santamaría en El Mundo, 9 de abril de 2010.

– Enlace de interés: Reportaje “Héroes y guerreros. La hora del triunfo” (EPS 05/09/2010)

Leer más
Página 10 de 12« Primera...89101112
A %d blogueros les gusta esto: