Libro en crowdfunding: Política en serie. La ficción que inspira al poder

Feb 23

Libro en crowdfunding: Política en serie. La ficción que inspira al poder

Desde hace tiempo comparto a través de las redes sociales mi afición por las películas y series sobre política con algunos amigos compartiendo títulos, estrenos y recomendaciones.

Hace unos meses, los amigos Julio Otero y Diana Rubio me comentaron que querían trasladar esa afición a un libro en el que varios autores hablaríamos de aspectos de la comunicación política en las series de televisión. Encantado con el proyecto, hoy está a punto de ver la luz gracias a Libros.com y una campaña de crowdfunding para intentar hacerlo realidad.

El libro #PolíticaEnSerie. La ficción que inspira al poder es una obra coral que analiza cómo importantes aspectos actuales de la comunicación política se ven reflejados con nitidez en algunas de las series más exitosas del panorama televisivo mundial. Partiendo de la figura del asesor, los autores demuestran cómo, en ocasiones, la ficción televisiva es el mejor espejo de lo que sucede en gobiernos y medios de comunicación. Son dos mundos que se retroalimentan. Y es que en sus páginas también encontramos ejemplos increíbles de hasta qué punto las series se han anticipado a la propia realidad.

Es un verdadero honor escribir en este libro y compartir páginas con otros consultores y amigos a los que admiro como Julio Otero, Diana Rubio, Toni Aira, Xavier Peytibi, Santiago Castelo, Juan Carlos Calderón, Imma Aguilar, Begoña Gozalbes, María Vázquez Lorca, Fernando Cuñado y Eli Gallardo. En mi artículo abordo algo que está de máxima actualidad en España como son los pactos.

Cb1csdoW0AErfEQ_002

Leer más

Cualquier presidente de ficción antes que Obama

Jun 04

Cualquier presidente de ficción antes que Obama

Dicen que la realidad supera a la ficción, pero los dichos populares no siempre se cumplen. Según una encuesta realizada hace unos días por Reuters-Ipsos, el 54% de los norteamericanos tienen una opinión desfavorable a Barack Obama y preferirían antes a cualquier otro presidente de varias series de ficción política televisiva preguntadas.

Según este sondeo, realizado durante el mes de marzo, los estadounidenses preferirían al maquiavélico, sin escrúpulos, ambicioso y cínico Frank Underwood de House of Cards (serie iniciada en 2013 y recién estrenada su tercera temporada en Netflix), interpretado por Kevin Spacey, con un 57% de aprobación, frente al 54% del real Barack Obama.

También obtiene peor aprobación comparado con otros líderes moralmente ambiguos para los estándares americanos, como el seductor y bebedor presidente republicano Fitzgerald ‘Fizt’ Grant -interpretado por Tony Goldwin- en el culebrón de alta política Scandal (estrenada en 2012  y que alcanza 4 temporadas), valorado con un 60% de aprobación. E incluso si es comparado  con la presidenta Laura Roslin, interpretada por Mary McDonnell, del sombrío universo de ciencia ficción de Battlestar Galactica (miniserie de SyFy, 2003), que es respaldada por el 78% de los espectadores quienes aplauden su liderazgo frente a los robots que amenazan la raza humana.

Leer más

El humor como arma contra el terror

Mar 03

El humor como arma contra el terror

El atentado terrorista del pasado mes de enero contra la revista satírica Charlie Hebdo ha situado en la agenda política y mediática no sólo cuestiones de seguridad sino otras como dónde ubicar la sátira y la blasfemia dentro de los límites de la libertad de expresión, uno de los principales valores de la sociedad democrática, y la ambigüedad del sentido del humor.

Evidentemente, el humor en sí mismo no es peligroso, pero tiene el poder de ridiculizarlo todo. Hoy en día, cuando la censura sólo aviva la llama de la viralidad, se hace humor de casi todo, aunque la clave está en hacerlo con inteligencia y el marco con el que lo interpretemos. El problema aparece en cuanto que más irracional es una creencia, menos tolerancia tiene ante la crítica y, obviamente, ante el humor.

Por otra parte, a nadie se le escapa que, en la cruenta liga del terror, ha tomado la delantera a Al Qaeda el Estado Islámico (ISIS, Islamic State of Iraq and Syria). Saben explotar los recursos que brinda internet para crear y difundir la exhibición de sus atrocidades (vídeos, fakes, hoax) ofreciendo una yihad del siglo XXI a candidatos a muyahidines con poco Corán y muchas ganas de marcha y tiros como retrata satíricamente la película Four Lions.

En este sentido, y luchando con sus mismas armas, las audiovisuales, y mucho humor, ha surgido en Irak una serie de televisión, “Estado Mítico” (Dawlat al-Khurafa), que ridiculiza los abusos del Estado Islámico a lo largo de treinta episodios. La emisión, que está arrasando a través de la televisión pública Al-Iraquiya, no sólo expresa la extraordinaria capacidad de un pueblo en un país destruido por las guerras a enfrentarse a la violencia con humor corrosivo sino una forma de luchar contra la eficaz propaganda de los terroristas.

“Hacer que los televidentes se rían del ISIS les ayuda a superar el miedo” afirma Thaer Al-Hasnawi, guionista de la serie, quien compara su trabajo a combatir a los yihadistas en el campo de batalla. La trama es sencilla y, sea cual sea la última iluminación de los malvados dirigidos por su califa, Abu Bakr al Bagdadi (como prohibir el hielo o el uso de la navaja para el afeitado porque no existían en tiempos de Mahoma), el sentido común del iraquí de a pie les da el contrapunto de anacronismo y crítica satírica que sirve de parodia para contrarrestar con humor el terror que siembran en la realidad.

Leer más

La telerrealidad llega a la política

Dic 04

La telerrealidad llega a la política

Desde que en los años noventa comenzaran los programas denominados reality shows o de telerrealidad, con cada nuevo capítulo de estos polémicos formatos televisivos pensábamos que lo habíamos visto todo. Sin embargo, los caminos del politainment son inescrutables y era cuestión de tiempo que política y telerrealidad juntaran sus destinos.

De título todavía provisional, Mr. et Mme. tout le monde (una traducción libre sería “Personas normales y corrientes”) es el nuevo reality que prepara el quinto canal de la televisión francesa, ­­­­­TDT D8, en el que transformará a diputados y ex ministros en ciudadanos anónimos que registrarán sus vivencias a pie de calle con una cámara oculta.

Dicha cadena ha querido hacer un ejercicio de empatía política y, con este “formato documental de inmersión”, acercar a los políticos a la vida real, despojándoles de los privilegios que les otorga el escaño y -maquillados y caracterizados para no ser reconocidos- enfrentarlos a los problemas y realidad cotidiana de cualquier galo.

Por lo que ha podido conocerse, ocho son los políticos franceses que han aceptado formar parte de este experimento que se estrenará en 2015. Uno de ellos es el ex ministro de Transportes Thierry Mariani (UMP), quien se ha puesto en la piel de una persona con discapacidad y tuvo que desplazarse por la capital en silla de ruedas.

Otro de ellos es el ex presidente de la Asamblea, Bernard Accoyer (UMP), que tuvo ocasión de conocer de primera mano la realidad de las urgencias hospitalarias. Por su parte, Julien Dray (PS), fundador de SOS-Racisme y actual consejero regional de Île-de-France, se caracterizó como profesor de secundaria; Samia Ghali (PS), senadora de la Bouches-du-Rhône y alcaldesa del distrito 8 de Marsella, se metió en la piel de una madre divorciada con dos hijos en busca de un hogar; Dominique Bussereau (UMP), participó en un curso de recuperación de puntos del permiso de conducir y Jean Luc Romero (PS), tercer consejero regional de Île -de-France, se convirtió en un activista ciudadano animando a la gente a votar.

Los políticos Michel Alliot-Marie y Geoffroy Didier (UMP), tras haber participado en las pruebas de maquillaje, finalmente rechazaron intervenir en el programa.

mr et mme tout le monde

Leer más

La política recurre al prime time

Oct 08

La política recurre al prime time

Hace unos días, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se convertía en el foco de la polémica al entrar en directo en el programa “Sálvame” (Telecinco) -líder de audiencia en su franja horaria- para defender la postura de su partido sobre el Toro de la Vega. Además, esa misma noche asistiría al programa de entretenimiento “El Hormiguero” (Antena 3), en prime time, y también lo haría días mas tarde en el espacio de entrevistas del peculiar Risto Mejide, “Viajando con Chester” (Cuatro).

¿Debe un político asistir a este tipo de programas televisivos? Lo cierto es que la pregunta no es nueva ya que en su día otros desfilaron por los estudios de televisión: Esperanza Aguirre en “El programa de Ana Rosa”, José Blanco en “La Noria” y un habitual de los platós es el ex presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, por citar sólo algunos.

La presencia del nuevo jefe de la oposición responde a una calculada estrategia de comunicación para dar a conocer a su líder, diferenciándole del resto de políticos, que reconecte al PSOE con sus votantes.

Pedro_Sanchez-PSOE-Salvame-Toro_de_la_Vega

La televisión sigue siendo el medio de mayor penetración en la sociedad y llega a audiencias muy distintas. El hecho de aparecer en programas diferentes a los informativos -hábitat natural de la información política-, supone un riesgo, pero tiene el beneficio de poder colocar nuestro mensaje de forma empática y amena a un público que no sigue habitualmente la política, mostrar la faceta más personal del candidato, saliéndose del guión tradicional y dirigiéndose a la audiencia en su lenguaje, buscando una relación cercana con los ciudadanos, allí donde se encuentran, para ganarse su confianza. Si embargo, mostrarse de manera espontánea no significa que no se vaya bien preparado a estos espacios, con las intervenciones y mensajes bien trabajados.

Leer más
A %d blogueros les gusta esto: