Guerra en Trumplandia: fuego y furia de Steve Bannon, Breitbart News y Donald Trump

Ene 05

Guerra en Trumplandia: fuego y furia de Steve Bannon, Breitbart News y Donald Trump

Uno de los personajes que más protagonismo ha tenido -y sigue teniendo- en la política estadounidense en los últimos años ha sido, sin duda alguna, Steve Bannon. Con una peculiar biografía (ha sido marine, banquero de inversión en Goldman Sachs y productor y director de cine), en 2012 se convirtió en director de la página web de noticias Breitbart News que abandonaría después para ser estratega jefe de la Casa Blanca y consejero del presidente Donald Trump hasta el 18 de agosto de 2017, cuando fue despedido (o renunció, ya que tampoco está claro).

El pasado 3 de enero New York Magazine publicaba un avance del libro “Fire and Fury: Inside the Trump White House” que saldrá a la venta el 9 de enero y ha supuesto el último maremoto en las agitadas aguas de la política estadounidense desde que Donald Trump es su comandante en jefe. A través de más de 200 entrevistas realizadas a la mayoría de los miembros de su personal, llevadas a cabo durante un período de 18 meses,  Michael Wolff, un veterano periodista que ha escrito para USA Today, Vanity Fair, The Guardian o The Hollywood Reporter constata ideas que más o menos todos imaginábamos (Melania Trump temía convertirse en la primera dama o el gran desconocimiento político de Trump), pero revela otras que han hecho enfurecer al presidente como que éste pensaba que perdería las elecciones, las ambiciones presidenciales de Ivanka Trump, la supuesta reunión de Donald Trump Jr. con un abogado ruso, pero, sobre todo revela a Steve Bannon como el crítico más mordaz de Trump y su familia (califica a la hija del presidente de “tonta como un ladrillo” y a su yerno Jared Kushner como “traidor” y “antipatriótico”) y Wolff lo retrata como un titiritero maestro, manipulando al presidente para sus propios fines políticos (albergando incluso sus propias ambiciones presidenciales para 2020).

“Noche de Elecciones”. Ilustración de De Jeffrey Smith que ilustra el artículo de New York Magazine

Ante estas revelaciones, la respuesta del presidente Trump no se hizo esperar y el mismo miércoles criticó a su ex estratega jefe como un charlatán político, minimizó su papel como asesor, le acusó de buscar protagonismo y le culpó de todo, desde las filtraciones hasta la derrota del partido republicano en la carrera del Senado el mes pasado en Alabama. “Steve Bannon no tiene nada que ver conmigo o mi Presidencia”, dijo en un  comunicado, “cuando lo despidieron, no solo perdió su trabajo, perdió la razón”. Y añadió: “Steve pretende estar en guerra con los medios, a los que llama partido de oposición, pero pasó su tiempo en la Casa Blanca filtrando información falsa a los medios para hacerse parecer más importante que el presidente, es lo único que hace bien. Steve rara vez estaba en una reunión cara a cara conmigo y solo pretendía tener influencia para engañar a unas pocas personas sin acceso y sin ninguna pista, a quienes ayudó a escribir libros falsos”.

Lo cierto es que Donald Trump y Steve Bannon han tenido una relación, cuando menos, pintoresca. Repasémosla desde sus inicios. Como muchos lectores ya sabrán, Breitbart News es un sitio web de noticias, opiniones y comentarios políticos, máximo exponente de lo que se ha denominado “alt-right” o derecha alternativa, eufemismo ideológico para calificar tendencias de extrema derecha que rechazan el conservadurismo convencional y el neoconservadurismo en favor del nacionalismo populista blanco y las ideas paleoconservadoras antisistema.

Breitbart fue creado en 2005 por el comentarista y empresario Andrew Breitbart con el objetivo de fundar un sitio que fuera “abiertamente pro-libertad y pro-Israel”. Junto con esta línea editorial, el medio practicaba el más puro sensacionalismo ya que lo que les proporcionaba más visitas y atención -y por tanto ingresos- era llevar al extremo la estrategia de poner cebos para conseguir clicks (“clickbait”).

Leer más

De Breitbart a la Casa Blanca: las fake news como estrategia electoral

Feb 21

De Breitbart a la Casa Blanca: las fake news como estrategia electoral

Después de la victoria electoral de Donald Trump hemos tenido ocasión de leer muchos análisis sobre las claves de su victoria y las causas de la derrota de su rival Hillary Clinton. La arrolladora personalidad del millonario ha eclipsado todo lo relacionado con su campaña, pero ahora, ya instalado en la Casa Blanca, hemos empezado a mirar con más detenimiento a quien estaba detrás de su estrategia electoral.

A lo largo de la campaña electoral se ha dicho que Trump carecía de estrategia, más allá del populismo y la crítica antiestablishment, y no tenía más programa electoral que su propia personalidad. Pero lo cierto es que ha sabido diferenciarse, primero, de sus rivales en las primarias republicanas y luego de su contrincante demócrata, con un estilo comunicativo que rompía radicalmente con la habitual estrategia de la clase política estadounidense. Antoni Gutiérrez Rubí defiende que “las formas son fondo” y no ha podido quedar más demostrado en la estrategia de Trump, marcada  por la teoría de la conspiración y la confusión, calificando a los medios tradicionales de ofrecer información sesgada -o, directamente, falsa-, y sembrando la creencia generalizada de que todo estaba arreglado o politizado; “envenenando” la red utilizando una dialéctica chabacana y poco democrática de constantes insultos, descalificaciones y barbaridades altisonantes; y la publicación de noticias completamente falsas y sensacionalistas para obtener un efecto burbuja que se desarrolla al margen de todo mecanismo de control; todo ello para contribuir a la confusión, donde quien pierde es la verdad, dejando elegir “su verdad” (posverdad) al espectador en función de sus simpatías.

En esta heterodoxa estrategia ha tenido un papel fundamental Steve Bannon. De 62 años, Bannon, que es conocido por su enfrentamiento con la élite del Partido Republicano y fomentar las teorías conspiratorias, es un ex oficial de la Armada, ex banquero de Goldman Sachs, ex inversionista en Hollywood, y ex director del portal de noticias de extrema derecha Breitbart News –del que hablaremos a continuación-. Famoso por su postura ultranacionalista y acusado de antisemitismo, Bannon se unió a la campaña el 17 de agosto para sustituir a Paul Manafort, el experto estratega de Washington que tuvo como misión reconvertir al republicano en un candidato de perfil más tradicional. La apuesta final por el director de Breitbart demostró que Trump no tenía ninguna intención de moderar su discurso y que, por el contrario, estaba dispuesto a ir todo lo lejos que hiciera falta. Así, Bannon se convirtió en jefe de estrategia y consejero principal del presidente electo de Estados Unidos.

Leer más

Elogio de la lectura en la política

Feb 02

Elogio de la lectura en la política

El ya fallecido ex primer ministro francés Michel Rocard decía que “los políticos son una categoría de la población acosada por la presión del tiempo. Ni noches libres ni fines de semana tranquilos, ni un solo momento para leer, cuando la lectura es la clave de la reflexión”.

Es cierto que los políticos carecen de tiempo, son demandados para estar en varios sitios a la vez y la lista de tareas nunca se acaba por lo que siempre deberían estar trabajando dando prioridad a la importante labor pública frente al secundario ocio y desconexión personal. Por otra parte, hoy en día la política está totalmente mediatizada, sufre el fast think de las redes sociales y el culto a la imagen del resto de medios de comunicación frente a la reflexión y maduración de las ideas.

Sin embargo, igual que cuidamos nuestra apariencia física y hacemos ejercicio, deberíamos dedicar tiempo a la lectura (ya se sabe, aquello de mens sana in corpore sano). Leer no sólo puede ser un agradable pasatiempo, sino que favorece la concentración y la empatía, alimenta la imaginación, modifica (para bien) el cerebro, nos hace progresar y mejora nuestra oratoria.

El expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, en una de sus últimas entrevistas, afirmaba para el The New York Times que si consiguió sobrevivir a los años en la Casa Blanca fue, justamente, gracias a los libros: “No sé si los libros me hicieron un mejor presidente, pero sí estoy seguro de que favorecieron mi equilibrio”.

La lectura ha sido una constante a lo largo de su vida: herramienta crucial para definir en qué creía al empezar su adolescencia; en sus últimos dos años de licenciatura, en un periodo de introspección, leyendo filosofía para desintegrar y poner a prueba sus creencias; las biografías de presidentes anteriores para conocer mejor el reto de enfrentarse a la presidencia a diario; y así hasta la actualidad, en que prácticamente cada noche en la Casa Blanca leía durante una hora, desde literatura de ficción contemporánea, pasando por novelas clásicas hasta ensayos.

Leer más

Donald Trump ¿Y si no fuera tan tonto?

Feb 02

Donald Trump ¿Y si no fuera tan tonto?

Desde que anunció su candidatura a las primarias del partido republicano para optar a la presidencia de los Estados Unidos y, sobre todo, desde que ganara la nominación claramente frente a sus otros 16 rivales republicanos para enfrentarse a Hillary Clinton, los medios de comunicación se han entretenido en desacreditar a Donald Trump poniendo de manifiesto su inexperiencia como político, escasa formación, desconocimiento del funcionamiento de la administración, ignorancia en política internacional o economía… todo ello para desacreditarle como candidato. Es cierto que sus declaraciones polémicas, tuits controvertidos y el vídeo en el que habla de forma grosera y machista sobre las mujeres también han contribuido a generar una actitud burlesca hacia el millonario. Y a nivel personal, se le ha definido como egocéntrico, caprichoso, ignorante, homófobo, racista, misógino, abusón o niño malcriado convirtiéndole en un personaje caricaturesco.

A pesar de ello, consiguió ganar las elecciones y proclamarse presidente de los Estados Unidos. Acostumbrados a que los políticos se desdigan de lo prometido durante la campaña electoral, una vez alcanzado el poder, las primeras medidas de Trump en la Casa Blanca están siendo sus tan cacareadas promesas electorales de desmontar la reforma sanitaria de su predecesor (Obamacare), establecer la construcción del muro fronterizo con México, cumplir escrupulosamente las leyes migratorias, retirarse del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) con la región Asia-Pacífico o iniciar la construcción de dos oleoductos -paralizados por Obama por sus efectos climáticos-.

Por tanto, mientras nos tiene pendientes de sus tuits y entretenidos con sus “hechos alternativos”, el populista y antiestablishment Trump, en su primera semana en el despacho oval, ha iniciado su agenda reformista para mayor regocijo de Wall Street cuyo Dow Jones alcanza un record histórico.

Donald Trump es el presidente que más decretos ha firmado en su primera semana en el cargo, 17, imponiendo sus políticas a través de órdenes ejecutivas hurtando el debate en el Congreso.

Leer más

Más películas y documentales políticos de 2016

Dic 14

Más películas y documentales políticos de 2016

La semana pasada escribía sobre las que, a mi juicio, habían sido las 10 películas más destacadas sobre política del año. Ha habido lectores que me han comentado sus preferencias o recordado que se me había olvidado algún film, cuando lo había desechado… Por eso, y en honor a la transparencia, en este post voy a publicar todas las películas y documentales sobre los que he trabajado, es decir, estos serían los “descartes” de la selección que comentaba anteriormente.

Entre las películas, la presencia de filmes estadounidenses es llamativa, pero razonable si tenemos en cuenta que este 2016 era año electoral, aunque esta temática será totalmente protagonista en los documentales. Respecto a las materias tratadas, llama la atención que haya dos películas sobre  Lyndon B. Johnson -desde diferentes enfoques-; otras dos que giran en torno a la música -de hecho, una de ellas es un musical-; otra sobre un capítulo pintoresco de su historia reciente como fue el encuentro de Richard Nixon con Elvis Presley en el Despacho Oval; mientras que la última representante americana es una película financiada por crowdfunding sobre la lucha electoral de un ciudadano contra la maquinaria electoral del establishment. El toque exótico lo ponen una película armenia, otra azerbaiyana y otra india, además del contexto de la primavera árabe en un film francés sobre un niño de origen tunecino viviendo en el país galo. En castellano nos encontramos con un corto venezolano que narra la situación política actual del país y una comedia española sobre la crisis económica y cómo se afronta desde un pequeño ayuntamiento sevillano.

En cuanto a los documentales, más de la mitad -más otros dos seleccionados entre los mejores del año- tienen como telón de fondo las elecciones estadounidenses. Ya sea para desacreditar a un candidato u otro (Hillary Clinton o  Donald Trump), ensalzarlo o simplemente proporcionar datos para estar más informados de cara a la elección, con más o menos recursos económicos y desde la parodia o una mayor seriedad, el caso es que la temática electoral es protagonista este 2016. Asimismo, también nos encontramos con otros ejemplos que abordan asuntos colaterales como los terceros partidos en la contienda electoral -aquellos que no son ni republicanos ni demócratas- o la lucha por los derechos LGTB. También incluimos un documental sobre publicidad electoral norteamericana, aunque es más un proyecto audiovisual que un ejemplo de reportaje. En cuanto a los casos no estadounidenses, nos encontramos con tres documentales españoles: uno sobre el acceso a la alcaldía de Barcelona de Ada Colau, otro sobre todo lo que agitó el 15M y cómo sus reivindicaciones se pueden llevar a cabo con ejemplos de varios puntos de España y un tercero -articulado a través del discurso del expresidente uruguayo José Mujica- que es una reflexión sobre el camino que está tomando el ser humano en sus estilos de vida y en su manera de relacionarse con el mundo. Por último, nos encontramos con otro sobre la etapa de Tony Blair como primer ministro británico; otro ejemplo sobre el asesinado opositor ruso Boris Nemtsov y un pintoresco documental japonés sobre la reforma electoral.

Leer más
Página 1 de 512345
A %d blogueros les gusta esto: